‘Alguien tiene que morir’ ya está aquí

‘Alguien tiene que morir’ ya está aquí

La esperada miniserie dirigida por Manolo Caro ya se ha estrenado y en Miss Golden te contamos qué nos ha parecido


Este artículo puede contener spoilers.

A principios de este año, el director Manolo Caro (La Casa de las Flores) publicó en su cuenta de Instagram la primera imagen de la nueva producción de Netflix en la cual encontrábamos actores y actrices más que conocidos como Carmen Maura, Carlos Cuevas, Cecilia Suarez o Alejandro Speitzer.

La descripción era clara: «@netflixes lanza la primera imagen oficial de #ALGUIENTIENEQUEMORIR #ATQM que estará disponible este otoño en todo el mundo.»

Otoño ha llegado y con ella no solo los paisajes naranjas y las preparaciones para Halloween, tal y como Manolo Caro prometió, ATQM ha llegado y lo ha hecho pisando fuerte.

De qué trata ‘Alguien tiene que morir’

La miniserie nos cuenta la historia de Gabino Falcó (Alejandro Speitzer), un joven que regresa a la España de 1954 después de diez años en México junto a la familia de su madre y se encuentra que su familia le ha arreglado un matrimonio concertado con Cayetana Aldama (Ester Expósito).

Gabino trae con él a su amigo bailarín Lázaro (Isaac Hernández), asunto que molesta a los de su entorno ya que, eso trae consigo las sospechas de la posible homosexualidad del protagonista.

La serie transcurre en tres capítulos de unos cincuenta minutos aproximadamente y cuyos títulos hacen referencia a los tres pasos que hay que tomar para cazar pichones, afición de la familia Falcó y de su círculo cercano: «Soltar a la presa», «Tomar puntería» y «Apretar el gatillo».

En estos tres capítulos la historia nos introduce en la sociedad española franquista dentro de un ambiente conservador y de apariencias, en los que vemos como los prejuicios y los rumores pueden afectar a una familia.

Significado de ‘Alguien tiene que morir’

La serie destaca por esa estética tan singular en Caro, que repite en buen gusto por su fotografía impecable al igual que en La Casa de las Flores. No dejo atrás la banda sonora e incluso el sonido ambiente de muchas de las escenas que hacen que te puedas adentrar en la época.

Tampoco hay que dejar de mencionar la trama, cuyo sentimiento de querer ser uno mismo en una sociedad retrógrada siendo tu forma de ser un impedimento para poder ser feliz está presente en los personajes de Gabino, de Alonso o incluso en el personaje de Cecilia Suarez, Mina, cuyo acento mexicano disimula para no ser diferente y juzgada.

Personalmente, si algo me falla en Alguien Tiene que Morir es su duración.
Es una serie cuya idea y actores son impecables y al ser tan corta da la sensación de que no puedes profundizar en los personajes y en la historia.
Tener actores del nivel de Carmen Maura cuyo personaje es uno de los más interesantes (y malvados) de la serie y al acabar la serie tener la sensación de que no has tenido suficiente es bastante triste.

Pero no pasa nada, a nosotras, que nos gusta un buen drama de época apostábamos por esta serie desde su anuncio en enero y no nos equivocamos.

Y si a ti te gustan los dramas familiares con un secreto inconfesable, estamos seguras de que Alguien tiene que morir no te va a decepcionar.

Historiadora del arte. Mi sueño en la adolescencia era ser parte de una película adolescente norteamericana para poder ir a un baile y he acabado escribiendo sobre estas películas. Mamarracha y cinéfila como estilo de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: