Controversia sobre la transfobia en el último libro de J. K. Rowling

Controversia sobre la transfobia en el último libro de J. K. Rowling

Rowling vuelve a causar polémica en redes sociales

Este septiembre J. K. Rowling ha anunciado su último libro Troubled Blood, el quinto en la serie de libros Cormoran Strike, publicado bajo su pseudónimo Robert Galbraith.

El asesino en serie de la novela es un hombre que se viste de mujer para matar a sus víctimas y, en cuanto este dato se hizo público, activistas y miembros de la comunidad LGBT+ se alzaron en protesta por el transfondo transfóbico que eso implica.

Para entender por qué su villano es tan problemático, es necesario saber que Rowling es activamente transfóbica y homófoba en redes sociales. El pseudónimo con el que escribe esta serie de libros, Rober Galbraith, es el nombre de un psiquiatra estadounidense conocido por usar estimulación eléctrica como método de terapia de conversión para curar la homosexualidad.

Además, una de las quejas de la autora sobre las personas transgénero ha sido que los hombres vestidos de mujer (como ella llama a las mujeres trans no hormonadas) pueden aprovecharse de este hecho para introducirse en espacios que ella considera que deberían ser solo para mujeres cisgénero. Rowling explicó en su página web que «si les abrimos la puerta de los baños a hombres que creen ser o se sienten mujeres (…), les estaríamos abriendo la puerta a todos y cada uno de los hombres que quieran entrar», poniendo así en peligro las mujeres cisgénero.

A pesar de que Rowling haya declarado que su personaje está vagamente basado en los asesinos de los 60 y 70 Jerry Brudos y Russell Williams, conocidos por llevarse trofeos de sus víctimas mujeres y niñas, en el libro el asesino dice que «con una peluca, un poco de pintalabios… piensan que eres inofensivo, raro… puede que queer«, reflejando la postura de Rowling sobre el tema.

Su libro refuerza la idea errónea de que las mujeres transgénero son peligrosas por el mero hecho de serlo. Esto incita el miedo y el odio hacia las personas trans que, a día de hoy, siguen siendo ilegales en al menos quince paises y son asesinadas por serlo en todos.

Warner Bros Games intenta desvincular a la autora del nuevo juego de Harry Potter

Unos días después del escándalo causado por la novela, Warner Bros Games ha presentado un nuevo juego de Harry Potter: Hogwarts Legacy, que saldrá al mercado en 2021.

Sabiendo que muchos fans han decidido dejar de comprar cosas relacionadas con Harry Potter para no apoyar a la autora, WBG ha explicado en su página de preguntas y respuestas que «J. K. Rowling no está directamente implicada en la creación del juego» a pesar de que sus escritos hayan sido la fundación de este. Sin embargo, la realidad es que aunque Rowling no haya estado implicada, sí que se va a beneficiar económicamente de las ganancias del juego, por lo que muchos fans se niegan a comprarlo.

¿Qué opináis vosotras sobre el asesino de Troubled Blood? Y, ¿sobre el juego? ¿Lo compraréis? Te leemos en comentarios y en redes.

Filóloga inglesa, escritora aficionada, fangirl profesional y futura editora. Enamorada de los libros, series y películas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: